Archivo de la etiqueta: progresismo

Ser Trosko Conservadores no es ser progresista

Desde Mayo de 2010 se viene produciendo un debate que afirma que la izquierda debe cambiar de dirección, y sobre todo dentro del PSOE hay un debate para “volver a las esencias” de la izquierda y abandonar los errores cometidos.

Estamos todos de acuerdo en que en España son precisas reformas, es una pena que hayamos tenido que llegar a varios años de recesión, una deuda pública descomunal, un déficit desastroso, un sistema fiscal con tipos elevados que apenas recauda, un casi rescate del país y un paro del 27% para ese consenso, de haberlo tenido en 2006 igual las cosas habrían pintado de otro modo. Pero alegrémonos de lo que tenemos. Ahora todos sabemos que hay que hacer algo.

En la izquierda hay tres agrupaciones:

  • Tenemos a los adoradores de unicornios que juran que existe una política social y económica que arreglaría todos los problemas que jamás ha sido implantada en país alguno y que se basa en decir que no existe problema alguno, que con cuatro decisiones políticas esto se arregla (básicamente una parte importante de IU).
  • Tenemos a los que plantean que es preciso un montón de reformas económicas que nos acerquen a las socialdemocracias que más o menos están pasando la tormenta decentemente, con reformas como contrato único, reformas fiscales, apertura de la economía eliminando barreras, fomento de la competitividad, devaluación fiscal (Más IVA y menos cotizaciones), fomento del I+D, etc.
  • Y por último tenemos al sector TroskoConservador™ (esto se he adaptado de mi querido Trinito que tiene el copyrigth origina de la primera versión), los TroskoConservadores™ han tomado al asalto la famosa convención del PSOE, para este sector en 2008-2009 habíamos estado cercanos a conseguir la arcadia prometida, pero un malvado complot bancario-económico nos hizo torcer el brazo en Mayo de 2010. De modo que debemos volver a la ley laboral del 2009, al sistema fiscal de 2009, a la ley de educación del 2009, al modelo de pensiones de 2009, sostener la minería con subvenciones, volver a crear bancos públicos que inviertan en políticas industriales, fomentar más (todavía) las Pymes y solo hacer un poquito de inversión en I+D para que por arte de magia todo lo que era construcción se convierta en fabricación de tecnologías avanzadas al modo Coreano. Todo eso y eliminar el fraude fiscal, chasqueas los dedos y aparecen miles de millones de euros en recaudación que no se cobran porque “alguien” no quiere.

Ningún TroskoConservador™ se plantea que la estructura legal, laboral, fiscal y empresarial es la que nos llevo a un barranco donde la economía estuvo a punto de estallar, que se ha llevado la carrera profesional de varios millones de personas y que tiene condenado al 50% de los jóvenes a no encontrar trabajo. No, el problema fue que en Mayo de 2010 tuvimos un momento de debilidad contra los mercados, pero eso no volverá a ocurrir. Esta vez seremos fuertes.

Cuando te pones a preguntar dentro del PSOE resulta que cualquiera con conocimientos de economía, simples matemáticas o algo de estadística demográfica reconoce que los TroskoConservadores™ no proponen nada con sentido y que el camino es otro, pero es que los TroskoConservadores™ son muchos y resulta que hay miedo de que se nos enfaden, así que les dejamos hacer ruido. Que el actual modelo protege mucho a los “insiders” del sistema y estos son los TroskoConservadores™, gente que aún tiene un contrato fijo, que tiene empleo, que cree que cobrará pensión y que no pretende ceder nada para ayudar al resto. El 55% de la población en España aún está bien con el sistema actual, y parte del 45% al que perjudica terriblemente todo el modelo además les aplaude con la esperanza de que corran plazas en los turnos.

Ser progresista y ser de izquierda es tomar medidas que ayuden a ese 45%, reducir el paro, incentivar la economía, apostar por medidas económicas liberales, que a cambio financien tener estos derechos y toda esta protección social que queremos tener (dependencia, educación, sanidad) y que creen un mercado decente en productos como vivienda (alquiler y compra).

La izquierda tiene dos opciones, o es audaz y propone un camino para sacar al país del lío en el que está, o se entrega a los TroskoConservadores™ que seguirán protegiendo sus paupérrimos privilegios para que tarde o temprano el 45% de traicionados se den cuenta que los cerdos de Orwell son precisamente esos insiders que claman ser de izquierdas y se lancen a votar a la derecha durante los próximos 20 años.

Si al menos la derecha española fuera reformista, por esa vía al menos habría opciones, pero sabiendo que los portavoces de los empresarios que susurran al oído del PP son gente que vive de concesiones de restaurantes en centros públicos, agentes de viaje low-cost y promotores de chalets en páramos de la castilla vieja o decimoquinta línea de playa sabemos que la derecha española nos llevará al camino de ser una segunda Italia. Los empresarios que han creado compañías competitivas o los directivos de las que lo son por tamaño renuncian a ser portavoz, parece como si hubieran decidido que no hay nada que hacer y que es mejor que se concentren en lo suyo.

España aún está a tiempo, hay cosas tan mal hechas que un mono con dos pistolas podría legislar entornos mejores, hay una base económica decente, un turismo que aún nos financia muchos gastos y un montón de gente con formación (no tanta como decimos pero si suficiente para iniciar un camino). Aún podemos engancharnos a la UE y salir.

Pero ahora mismo lo más probable es que la izquierda sea un TroskoConservador™ que protege sus cuatro privilegios como un niño lloroso de que le saquen de la seguridad de su carrito para dejarle jugando en el parque con los demás niños.