Archivo de la etiqueta: Impuestos

El PP de Madrid sabe lo que hace

Debido a las últimas medidas del PP madrileño (Euro por receta, privatización hospitales) que se suman a las anteriores (subida transporte público, tupper de los niños) se han desatado las críticas desde los analistas de izquierda y por supuesto de los partidos del arco izquierdoso del parlamento (IU, PSM). Lo normal es que el arco contrario del parlamento critique las medidas del gobierno, para eso tenemos opciones diferentes.

Pero las críticas son muy indignadas, intolerables ataques al estado de bienestar, malvados intentos de enriquecer empresarios, políticos vampiros de jubilados, estudiantes y pobres.

A pesar de todo el PP gana. Y sigue liderando (supongo) las encuestas. ¿Es la gente idiota? ¿El PP tiene suerte? No, el PP aplica unas medidas que están dirigidas a beneficiar a un grupo social, respecto de otro, claro. También los marxistas quieren tomar dinero de baqueros y empresarios para distribuirlo entre los pobres obreros.

El gobierno de Madrid se encuentra en un proceso de consolidación presupuestaria, en todo caso, la subida de costes públicos o la bajada de servicios siempre es favorecedora de reducir impuestos. Madrid es una de las CCAA con menores impuestos, y hay gente contenta con ello. Y lo que hacen ahora incrementa el camino: han subido el coste de los usuarios del transporte público, de la sanidad pública y de los colegios públicos.

Veamos, por ejemplo yo. Uso un seguro médico privado, de modo que a mi el euro por receta y la bajada de calidad o subida de costes de centros públicos no me afecta. Uso el vehículo privado, de modo que no pago la subida de transporte público y si tuviera hijos (que no los tengo aún) irían a un centro concertado o privado casi con toda seguridad. Resultado, las medidas del PP madrileño no me afectan, de modo que lo que hacen es cargar costes en otro sector. Estoy siendo beneficiado. No lo puedo decir por la calle al común de los mortales para que no me cosa a navajazos, pero estas medidas me benefician.

Hace poco varias encuestas afirmaban que los ciudadanos creen que pagan muchos impuestos y reciben poco. De modo que en el fondo, todo lo que sea repartir costes les parece mejor (“se abusa mucho y eso lo evita”).

No soy un caso aislado, creo, Madrid es un submundo donde los profesionales de nivel medio abundan, donde los seguros médicos privados son comunes, donde una masa ingente de personas cogen el coche y donde los centros privados son más de la mitad.

El PP favorece a su gente. Puede que algunos de ellos crean estar siendo favorecidos y no sea así (el famoso “tonto de los cojones de la derecha” que con tanta poca finura y tan erroneamente catalogó Pedro Castro).

No se indignen señores, hay gente (como yo) a la que beneficia que a los demás les cobren un euro por receta. No van a firmar un artículo diciéndolo. Hablarán de los abusos y dirán que un euro no es tanto.

Anuncios

La obsesiva fijación de la izquierda con el IRPF

Repetidamente (hoy Patxi López en su entrevista en La Ser) salen propuestas políticas que buscan más “justicia social” en los impuestos. Uno de los lugares favoritos donde fijar esas propuestas es poner porcentajes de impuesto del 60%, el 70% o el 90% (elija su barbaridad favorita) al impuesto de la renta en los tramos altos.

Evidentemente, esto se suele sugerir para los tramos muy altos de ingresos, estando de acuerdo en la progresividad fiscal, la pregunta es si es el sitio adecuado para fijar la recaudación.

Uno paga muchos impuestos si es demasiado idiota como para tener un buen asesor fiscal o está atado en las condiciones retributivas. Dada la tendencia de los ricos a casarse entre primos la primera opción no es en absoluto descartable, pero es poco habitual, salvo que el asesor fiscal sea un inepto (posiblemente primo del protagonista) nadie va a pagar un 90% de impuestos en el IRPF si puede evitarlo.

¿Quién puede evitarlo? Los dueños de las empresas, o los directivos de alto nivel que se fijan a si mismos. A estos ya les puedes poner el IRPF del 99%, no van a pagar esas cantidades. Se fijaran el salario en una cantidad con impuestos “tolerables” y obtendrán el resto de su dinero por otros medios (stock-options, cuentas de gastos, pago en especies o directamente precioso fraude fiscal de algún tipo). De modo que si a quién pretendemos cobrar más impuestos es a los malvados capitalistas estamos disparando con balas de fogueo. Conseguiremos que se lo pasen de maravilla en sus comidas riéndose de los idiotas que pagan impuestos, y de paso conseguiremos que los buenos asesores fiscales vivan de maravilla (este es un aspecto colateral que me parece  bien).

¿A quién estamos perjudicando? A unos profesionales que si bien es cierto que ganan bastante dinero (digamos que solo penalizamos a los que ganan más de 100.000 €) no son los malvados capitalistas de nuestro hermoso cuento sino afortunados miembros de la clase media-alta. Pero no tienen capacidad para ajustar su modelo retributivo con tanta maña como sus jefes, y desde luego que no son tantos. Como efecto colateral, son profesionales (habitualmente) que tienen cierta demanda y pueden irse a otro país que no les odie profundamente. Estamos expulsando a los famosos generadores del valor añadido, la competitividad y esas cosas que siempre nos llenan la boca cuando queremos ser Alemania.

Tomar al asalto el IRPF genera (en mi modesta opinión) modelos empresariales de directivos mañosos con la retribución en empresas de obreros poco cualificados. ¿Les suena? Por ejemplo, construcción y turismo.

Claro, siempre hay que tener en cuenta que como el IRPF es un impuesto que todos pagamos esta subida se puede vender como “ir a por los ricos”. El populismo mola y es más fácil de explicar que un modelo fiscal inteligente.

No me opongo a un tipo alto del IRPF, pero hablar de un 70% para arriba es una idiotez. Si François Hollande, te hablo a ti. Y a tus admiradores que en España tienes mogollón de ellos.