Je suis Paris

Llevo varios días conteniendome, y creo que pasado el peor momento ya me puedo arriesgar a decir algunas cosas sobre los hechos de París.

No hay emergencia terrorista en Occidente

Nueva York, Madrid, Londres, Paris. La trayectoria decreciente de la capacidad de atentar es evidente.

Cada atentado es un schock evidente, y nos deja aturdidos, pero la realidad es que pasado el primer momento de sorpresa inicial (no esperábamos ser "atacados en casa") el terrorismo de Al Queda, IS o la etiqueta que prefieran está en retroceso, consigue pocos atentados en Occidente y cada vez son menores. No es fácil evitar que cuatro personas con armas automáticas causen una matanza si sus objetivos son tan aleatorios (una revista, una tienda, un autobús cualquiera). Cuatro golpes en más de diez años, no estamos ante una avalancha de pequeños golpes ni ante una escalada de acciones. La realidad es que el terrorismo tiene más publicidad pero causa menos daño que la delincuencia organizada.

Ni siquiera están consiguiendo ampliar su influencia, Siria es sobre todo la prolongación de Irak que no termina de apagarse, pero han fracasado en Tunez y Libia entre otros sitios. No es cierto, no están ganando, al contrario no paran de perder. Nos está costando mucho esfuerzo, tiempo y dinero pero el terrorismo pierde de modo continuo.

Cambios policiales

Algo se hizo mal en París, la policía tenia clasificados como sospechosos a los autores, y les perdieron la pista. Pedir que se evalúe donde se cometió un error es normal, si esas decisiones son luego proporcionales al daño causado habrá que analizarlo, pero muere más gente a causa de las mafias del narcotráfico y permitimos que el secreto bancario y los paraísos fiscales oculten sus beneficios.

No sería malo más coordinación para el seguimiento de sospechosos y sus viajes a países donde les proporcionan apoyo dentro de los países Schengen. Pero tampoco veo necesidad de perder beneficios como la movilidad de ciudadanos, no hacer nada es exponernos a que se repitan atentados como este cada cierto tiempo, es posible decidir que 20 vidas valen menos que la libertad de 300 millones de personas y dejarlo correr con medidas menos intrusivas.

Podemos elegir pero las propuestas tienen que evaluar que nivel de riesgo admiten, pedir cambios cero y riesgo cero no parece lógico.

La marginación como causa

Se está comentando que los autores provienen de cierta marginación social y económica. Y se señala eso como una de las causas de los hechos.

Pero recordemos a Bary (https://en.wikipedia.org/wiki/Abdel-Majed_Abdel_Bary) que es el supuesto autor de la decapitación de James Foley.

Bary era un rapero de Londres hijo de un islamista con una, creo, notable posición económica. También tenemos el caso de Bin Laden que era millonario como muchos otros de sus compañeros, es posible que en los movimientos ligados al yihadismo encontremos gente de todas las clases sociales. Así que podemos considerarlo bastante transversal, en esto hay pobres y gente con mucho dinero porque requiere financiación. Decir que ocurre porque hay pobres no es realista, ocurriría igual.

Evidentemente si quieres montar un grupo terrorista o un grupo de delincuentes te es más fácil reclutar gente de situaciones marginales que millonarios, pero decir que el terrorismo yihadista proviene de la marginación en Europa es muy simplista, creer que la solución son políticas sociales a diez años vista o cambios en la educación infantil es una idiotez y cerrar los ojos. De nuevo, podemos elegir esperar 10 años sin cambios y admitir que se pueda repetir. Si es así esas políticas son respuesta suficiente, pero si no lo creemos hay que añadir respuestas policiales a corto.

Hay que luchar contra la marginación, la creación de guetos y la pobreza en general, y contra las enfermedades, la malnutrición y el hambre en el mundo, en general hay que luchar contra el mal. Pero si hablamos de un problema concreto recurrir a las soluciones-para-todo es escurrir el bulto.

Los asistentes a la manifestación

Yo también creo que es incoherente que haya gobernantes que presionan contra la libertad de expresión en la manifestación contra los atentados a una revista por sus contenidos ofensivos para un colectivo. Además de eso no me cae bien Netanyahu, ni Abbas, ni Erdogan, ni Orban ni el gobierno de Arabia Saudi. Preferiría en general no verles, ni en esto ni en ningún sitio incluidos sus gobiernos, pero no los elegimos nosotros.

Pero precisamente ese día no estaban haciendo algo malo, si había un día donde era útil que todos esos, de todos los posibles sectores globales transmitieran un mensaje conjunto era el domingo. La pureza de espíritu a cambio de que todos los que consideran a esa gente referentes se pueda instalar en otro bando ideológico no merece la pena.

El Islam

Permitanme la comparación absurda. Con el tema del Islam y el terrorismo ocurre como con el fútbol y la violencia en España, cuando hay violencia en los estadios sale gente diciendo que los violentos no son el fútbol, que el fútbol es un deporte sano y que no tienen nada que ver con eso.

PERO,

Solo hay violencia de ese nivel en los estadios de fútbol, hay algo que ocurre en el mundo del fútbol que provoca esa violencia que no pasa en otros eventos o deportes, lo que no quiere decir que Leo Messi o Casillas sean tipos violentos. Negar que existe un problema es cerrar los ojos a la evidencia.

Al Islam le ocurre algo parecido. No todos los musulmanes son terroristas, lo sabemos, pero hay un tipo de terrorismo que se basa en que todos sus practicantes dicen hacerlo en nombre del Islam. Hay algo que ocurre dentro del Islam que permite que se generen y activen con su envoltorio organizaciones terroristas de un notable impacto (sobre todo en los países musulmanes, mucho más que en Occidente) y de un tamaño relevante.

En el Islam deben analizar que ocurre y como pueden darle solución, pedir que no se responsabilice a una religión de mil millones de personas es justo y apropiado, pero no suficiente si ellos no ponen medidas. Las declaraciones aisladas de musulmanes en contra del terrorismo yihadista están bien pero no están siendo suficientes para detener el problema.

Falta una voz unificada o cualificada que confronte al yihadismo dentro del Islam. Yo no la veo.

Hoy he visto que Kareem Abdul Jabbar lo hacía, pero no es un líder religioso, es un musulmán más. No creo que sea racista o acusar a los musulmanes de nada señalar que se necesita una voz interna y clara que confronte el extremismo religioso desde dentro. Específicamente su extremismo, declaraciones generalistas sobre lo malo que es matar gente no sirven de nada.

El problema exterior

Entre los siglos X a XVIII (por acotar) el Papa de Roma se enfrentaba usando los fieles y la iglesia a los gobernantes, tanto que en no pocas ocasiones le enviaron ejércitos hacia el vaticano para "hacer entrar en razón" al Papa por si la voz de dios le estaba llegando distorsionada, la solución de otros fue fraccionar la religión cristiana para que el Papa dejase de "gobernar" a sus fieles. No es nuevo que usando la religión líderes extranjeros creen problemas en otros países, de hecho es tan viejo como la religión misma.

Si hay un señor en Yemen que paga viajes de avión a chicos marginales de París, les da cursos de uso de armas automáticas y los manda de vuelta con encargos podemos o bien dejarle hacer o bien solucionar el problema al viejo estilo, y enviar soldados a debatir sobre religión en casa del líder ocurrente del modo en que los soldados tienen debates.

Cuando los narcos colombianos pretendían gobernar el mundo desde sus santuarios se actuó ayudando al gobierno local, si en esos países no hay gobierno pues habrá que actuar de otro modo. Si, hablo de drones y tropas militares, como se tuvo que hacer con Bin Laden.

O eso, o admitimos que unos cuantos muertos de vez en cuando en una ciudad europea no nos preocupan. Enviar tropas tiene consecuencias y daños colaterales, no es que 20 muertos al año sean como para volverse locos, pero yo no creo que permitir a un tarado yemení ordenar muertes en Francia sea estar a favor de las libertades. Hay respuestas proporcionales posibles aunque si creo que evidentemente es mejor admitir 20 muertos al año en Europa que provocar 1.000 muertos en Yemen con una intervención armada.

Pero todo lo que sean respuestas proporcionales deberían estar en el plan y dejar en Yemen o donde sea (ahora Nigeria está en mi mente) chalados en el poder es una notable mala idea para nosotros y para los habitantes locales. Entre invadir Irak sin necesidad y permitir Afganistán en manos de Al-Queda debe haber un punto intermedio. La no intervención en el extranjero no es una opción.

Anuncios

3 pensamientos en “Je suis Paris

  1. Pepe Paco

    Pues tenía razón el nombre del blog: Siempre habla quien no debe. Lo siento, pero no me puedo callar que el autor no tiene ni idea de lo que está hablando. ¿4 golpes en más de 10 años? Será los que conoces tú, porque en FRANCIA ha habido CUATRO el año pasado (sin contar estos últimos en 2015) y, si contamos Occidente, salen más de 30 en los últimos CUATRO AÑOS y si nos vamos diez años atrás, ni te cuento: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Islamic_terrorist_attacks#2010.E2.80.93current

    Y el resto, por qué seguir. En fin. Análisis nivel el de Fox News que dice que Birmingham es una ciudad donde los no musulmanes no pueden entrar. Un aplauso.

    Si quieren vds. enterarse de algo, lean a gente que sabe: http://20committee.com/2015/01/07/parisian-terror-will-europe-finally-wake-up/

    Responder
  2. Mtsyss d Slvrmn (@Mitsyssa)

    Lo de la “emergencia terrorista” me recuerda a las abuelas diciendo “eso antes no pasaba”. Sí, pasaba, pero la gente no se enteraba porque los medios no ponían el foco. Ejemplo: pederastia, o violencia contra las mujeres. Pero aún así, parece que sí hay un cambio de estrategia terrorista: pasar de los grandes atentados que cuestan mucho en tiempo y dinero, a muchos ataques pequeños, incluso a navajazos o atropellos. Y es algo que ha pasado recientemente incluso en Israel, que no son unas hermanitas a la hora de tratar con terroristas. Y a lo mejor ese cambio de estrategia causa más “terror”. Es como cuando ETA empezó a atentar contra civiles. Mientras sólo atentaba contra uniformados parecía menos “terrorista”.

    Los errores policiales no son sólo de aquí ni de ahora. ¿Cuantos terroristas del 11S estaban fichados? Lo que es cierto que ahora se debería estar más alerta, y se tienen mejores herramientas. Es más, creo que hay las suficientes herramientas para poner trabas a los terroristas con menos molestias a los ciudadanos honrados. Pero a veces la gente prefiere la falsa sensación de seguridad de ver policías armados hasta los dientes y cómo revisan los papeles mil veces. Es un cierto placebo.

    Lo de la marginación claramente no es causa, sino herramienta para los terroristas. Si la pobreza fue la causa del terrorismo deberían ser los haitianos quienes nos tuviesen aterrorizados. Lo que sí ocurre es que entre los líderes terroristas es útil tener a una base de población empobrecida para ser usada como carne de cañón. Eso es algo que usó magistralmente Arafat con dos propósitos: teniendo a los palestinos en la miseria podía “comprar” (con el dinero de Saddam hasta 2003) a “mártires” con los que atentar a Israel, y encima logró hacer creer a la “comunidad internacional” que era Israel quien mantenía en la miseria a los palestinos. Mito que sigue hasta hoy.

    Sobre si debían estar o no ciertos políticos en la manifestación, creo que sí que tenían que dar la cara. Y tampoco es el mismo grado de “ataque a la libertad” las (a veces mal) llamadas “leyes mordaza” que masacra a tiros a una redacción. Creo que todas las constituciones occidentales reconocen el derecho al honor como derecho fundamental, y así sus códigos penales incluyen penas por los ataques a ese “etéreo” honor. Y sobre las manifestaciones, creo que es más una mala gestión de tratar de casar el derecho de manifestación con el derecho a seguir transitando libremente por las calles del manifestódromo de turno.

    Lo del Islam no admite discusión: están aún en la Edad Media. Occidente tuvo un Renacimiento, una Ilustración, y los paises islámicos parecen estar aún en una Edad Oscura. Y claro que no todos los musulmanes son terroristas, faltaría más. Del mismo modo que no todos los habitantes de Occidente acudían a la llamada de las Cruzadas, aunque fuesen buenos cristianos temerosos de Dios y de misa diaria.Al Islam lo que le falta ¿desde la caida del Imperio Otomano? es un líder visible, y aceptado por la mayoría, que pueda imponer cordura, como sí ha tenido la Iglesia Católica con algunos papas (no todos, claro).

    El principal problema es que en el fondo el Islam, con el Corán, es una religión “normativa”: impone una serie de preceptos a cumplir, incluida la yihad, cosa que el cristianismo no tiene. Aparte de que el cristianismo no tiene vocación de “religión de estado”: “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”. Que luego el poder temporal (la Iglesia de Roma) se haya aliado con el estado (español, francés…) para hacer sus guerras es otro tema, pero no está en la visión cristiana del mundo. En cambio la islámica es totalitaria: TODO está regido por el Corán, no hay una separación entre las creencias religiosas y la gestión de la res pública. Además, no hay más que ver que el cristianismo se expandió en sus inicios de forma pacífica, empezando por las clases humildes (el Podemos de la época), mientras que el Islam siempre recurrió a la “guerra santa”.

    La comparación con los narcos colombianos creo que no es correcta. Los narcos no quieren gobernar el mundo, sólo hacer negocios. Los líderes islamistas sí desean gobernar el mundo. Ahora la excusa es tratar de recuperar los territorios que una vez fueron islámicos. Y si lo consiguen, seguirán con su idea del califato global. Al fin y al cabo cuando empezaron no tenían territorios ex-islámicos por los que empezar, sólo vecinos a quienes invadir y convertir, o exterminar.

    Finalmente, Irak sí fue una invasión necesaria. Es más, debería haberse producido en 1998 y no en 2003. Y durante años tanto Irak como Afganistán han servido para que se concentrasen allí los terroristas. No creo que sea casualidad que el resurgir de la amenaza inmediata en nuestras calles coincida con la retirada de tropas en esos paises, que ellos venden como una victoria. El problema es que mandar soldados a morir a desiertos y montañas lejanos se vende muy mal. Y parece que tampoco estamos muy dispuestos a asegurar las fronteras inmediatas como se debería. Y para mí, la primera frontera (nuestra primera trinchera) es Israel, y si fuese por Europa se les habría dejado vendidos (otra vez).

    En fin, esto no creo que tenga arreglo fácil.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s