La abdicación de Benedicto

BXVIvsJPII

Se están escribiendo fantásticas novelas de misterio vaticano sobre la abdicación del Papa Benedicto XVI, basándose en que es algo inusual, como ciertamente es ya que hace 700 años que no pasaba este hecho.

Pero aunque el vaticano es un lugar estupendo para situar intrigas todo podría ser mucho más sencillo, Juan Pablo II tuvo un papado extraordinariamente largo. Si nos fijamos además desde 1940 (vamos a llamarle el inicio de la edad moderna) solo hemos tenido seis Papas (una cantidad pequeña) y solo tres duraron más de una década. Pablo VI fue además el primer Papa viajero ya a ha partir de 1960. Por lo tanto antes un Papa era un señor anciano que vivía entre el centro de Roma y Castel Gandolfo. Pero además con el anterior Papa (Juan Pablo II) se produjo algo más excepcional, una larga enfermedad degenerativa y una agonía televisada. Por lo tanto digamos que en la edad moderna apenas hemos vivido el final de un solo Papa.

Podemos buscar oscuras intrigas donde a un anciano se le tiene bajo control y dimite por no poder luchar, o pensar que es raro que eso pase en una monarquía absolutista como la vaticana hoy en día.

Para mi, simplemente, a Benedicto que fue testigo de primera fila de los últimos años de Juan Pablo II le parece que el anterior Papa se equivocó, que su final dentro de una severa incapacidad fue una fase inútil del reinado y que su agonía fue un espectáculo innecesario.

Tal vez Benedicto solo está corrigiendo a su infalible predecesor, claro esta, avalado por el espíritu santo. Y no quiere convertirse en un anciano senil que deja en manos de otros que no han sido designados los temas de gobierno ni un espectáculo gore cada domingo en la plaza.

Puede que Benedicto recuerde que durante el final de Juan Pablo los cercanos al Papa hicieron y dishicieron (hasta el punto en que él casi se autoproclama sucesor) y no esté seguro de que sea buena idea dejarlo en manos de otros que no sean él mismo.

Anuncios

Un pensamiento en “La abdicación de Benedicto

  1. adripalomillo

    Totalmente de acuerdo, yo también creo que ha tenido mucho que ver en su decisión su carácter alemán a la hora de defender su dignidad y evitar que su vejez y su enfermedad sea tratada como un reality show vaticano como con su predecesor, y poder morir dignamente en su cama.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s